Acerca de nosotros

En el 2010, la Dra. Garces recibió la visita de Felipe, un joven delgado, cansado y moribundo a causa del cáncer de la tiroides.

Había estado trabajando como carnicero en Tinto y, por meses, sus compañeros de trabajo veían cómo su salud se deterioraba. A pesar de la preocupación y las preguntas que sus compañeros tenían acerca de su salud, Felipe insistía en que se encontraba bien, convencido de que no era nada y que se le pasaría. Por fin, después de pasar horas de trabajo parado sobre una pierna aguantando el dolor, y sin saber a dónde más ir, dos compañeros de trabajo lo llevaron a la oficina dental de la Dra. Garces.

Años atrás, el primo de Felipe tuvo un accidente de auto y recibió ayuda en la sala de emergencias de un hospital. Debido a que no tenía sus documentos, fue deportado inmediatamente a México. Temeroso de que le sucediera lo mismo y sin saber dónde buscar ayuda, Felipe sufrió una larga y dolorosa enfermedad que se propagó de su tiroides a sus huesos hasta llegar a sus órganos vitales.

La Dra. Garces pudo ver de inmediato que la enfermedad de Felipe era terminal. Lo llevó al departamento de emergencias del Hospital de la Universidad de Pensilvania donde el Dr. Steve Larson, el fundador de Puentes de Salud, ayudó a que admitieran a Felipe y cuidaran de él en el hospital. Durante un año, la Dra. Garces se mantuvo a su lado, en las cirugías, las quimioterapias y los tratamientos de radiación, haciendo todo lo posible por él.

Por desgracia, fue demasiado tarde para Felipe, un joven de 26 años. Su enfermedad, que pudo ser tratada por medio de un procedimiento de remoción de la tiroides, fue ignorada por demasiado tiempo debido al acceso limitado de cuidado médico que carecen los inmigrantes. Felipe y su comunidad no sabían dónde buscar los recursos para recibir ayuda o incluso no sabían si existían tales recursos. En julio del 2011, la Dra. Garces ayudó a Felipe a regresar a México donde pudo estar con su familia y ver a su hija de diez años una vez más antes de morir.

La Fundación Garces fue fundada en memoria de Felipe con el propósito de asegurar que la comunidad inmigrante cuente con el acceso y sepa en dónde buscar los recursos que merece para vivir una vida sana e instruida. Creemos que todas las personas deben tener acceso a un cuidado de salud asequible, recursos educativos y alimentos frescos.